Clio Logo

English/Spanish. The Santa Fe Rail Yards resulted in a number of barrios emerging on the city’s north side. In time, numbers of Mexican workers left the railroads for better jobs in nearby meat-packing plants. At least 75% of first generation Mexican male immigrants worked for the railroads. The Mexican population was located adjacent to the railroad tracks in the 400-9-- blocks of South Commerce and Santa Fe street. In order for the railroads to meet the demand of laying track in the late 1800s and early 1900s, they began exclusively hiring Mexican immigrant labor. The 1910 U.S. census documents Mexican laborers living in boxcars along the railroads and in camps along the tracks because of segregation and discrimination.


  • Santa Fe Railyards
  • Santa Fe Railyards

The Mexican Revolution of 1910 and World War I brought more immigrants to work in Wichita’s industrial and agricultural-related business. After the end of the Great Depression and the onset of World War II, a formal arrangement called the Bracero Program, (in which more than four million Mexican farm workers came to work in North American farm fields) was negotiated between the United States and the Mexican Governments and lasted for 22 years from 1942 to 1964. During this period the Wichita Mexican population shifted from the south of Douglas Avenue to neighborhoods in north Wichita closer to the Cudahy Packing Plant.

Spanish Translation/Traducción en Español
Los Patios de los Ferrocarriles de Santa Fe resultaron en un sinnúmero de barrios que emergieron en el norte de la ciudad. Con tiempo, muchos trabajadores mexicanos dejaron su empleo con los ferrocarriles por mejores trabajos en las industrias de carnicerías. Por lo menos el 75% de los inmigrantes mexicanos de primera generación trabajaron para los ferrocarriles. La población mexicana estaba ubicada al lado de los ferrocarriles en las cuadras 400-9-- de las calles South Commerce y Santa Fe. Para que los ferrocarriles cumplieran con la demanda de poner las vías en los últimos años del siglo diecinueve y al principio del veinte, comenzaron a contratar exclusivamente a trabajadores migrantes mexicanos. El censo estadounidense del 1910 documenta que había trabajadores mexicanos viviendo en vagones de tren y en campamentos  a lo largo de los ferrocarriles por causa de la segregación y la discriminación. 

La revolución mexicana de 1910 y la primera guerra mundial trajo a muchos inmigrantes para trabajar en los negocios industriales y agricultores de Wichita. Después del final de la gran depresión económica y el principio de la segunda guerra mundial, un arreglo formal llamado el Programa Bracero (por el cual más de cuatro millones de agricultores mexicanos llegaron a trabajar en ranchos estadounidenses) fue negociado entre el gobierno americano y mexicano y duró 22 años, desde el 1942 hasta el 1964. Durante este periodo la población mexicana de Wichita se movió desde el sur de la avenida Douglas hasta los vecindarios al norte de Wichita cerca de la Planta de Empaque Cudahy.